jueves, 20 de noviembre de 2014

WHATSAPP VERSION XXL 3D Plus

Hay estadísticas que se barajan en bureaus de tecnócratas engreídos para cubrirlo todo de porcentajes de ventas con fines corporativistas.

Me pregunto hasta dónde llegaran en nombre de la innovación y de la tecnología: saber cuántas veces hemos observado uno u otro perfil, poder conocer nuestros gustos, nuestros dígitos bancarios, nuestra capacidad adquisitiva y todo aquello que huela a capital.

A pesar de todo, no podrán entrar en las emociones más íntimas. 

Podrán saber nuestros biorritmos, diurnos y nocturnos, pero jamás el teclado les dará la clave que da acceso a nuestros anhelos ni podrán descifrar el color de nuestros sueños.

Lo venderán bajo un eslogan de novedad y lo acabaremos comprando en un bazar. Lo disfrazarán de estrategia comercial pero el objetivo ya estará más que evaluado: Disfrazar la morbosidad en aras de la modernidad, hasta que un sencillo manto de hiedra lo cubra todo.

Habrán creado otra nueva necesidad, pero aún con todo: 
"Una cosa será lo que yo quiero que veáis y otra, lo que queráis vosotros ver".